1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://experimentos.about.com/od/Preguntas-de-ciencia/fl/Por-que-los-seres-vivos-necesitan-agua.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

¿Por qué los seres vivos necesitan agua?

El agua es imprescindible, aunque algunos organismos sobreviven casi sin ella

Por

Un arroyo de alta montaña

Un arroyo de alta montaña

Ian Sane

Los seres vivos son principalmente agua. Entre el 50% y el 90% de cada organismo, un 75% en el caso de los humanos, está compuesto por este elemento. No es raro, por tanto, que sea imprescindible para nuestra subsistencia. Una persona puede estar varias semanas sin comer, pero morirá si está más allá de tres o cuatro días sin beber.

El cuerpo utiliza el agua para casi todos sus procesos naturales. Para empezar, ayuda a eliminar con la orina los desechos corporales y también participa en la expulsión de las heces. Es curiosamente en este último proceso en el que el organismo humano obtiene grandes reservas de agua, recogiendo la sobrante de los excrementos antes de ser expulsados.

Además, es la base del sistema de refrigeración del organismo mediante la transpiración. Frente al calor, el cuerpo humano (y el de muchos otros animales, especialmente mamíferos) expulsa esas pequeñas gotitas líquidas, que contribuyen a frenar el calor. Por si fuera poco, es el componente primordial de la sangre y de las células. Realmente, podríamos decir que, más que necesitarla, "somos agua".

Beber líquido para sobrevivir

Podemos calcular que un humano bebe dos litros y medio de agua al día. La mayor parte de ella, hasta un litro y medio, se pierde con la limpieza corporal que realiza la orina. 600 mililitros desaparecen con el sudor y 300 con la respiración, mientras que los 100 mililitros restantes acompañan a nuestras deposiciones.

El agua es importante, pero algunos organismos han creado recursos para sobrevivir en su ausencia. Las semillas pueden mantenerse en ambientes secos durante cientos de años, para acabar desarrollándose cuando vuelven a encontrar un ambiente húmedo.

Uno de los principales experimentos de Charles Darwin consistió en mantener unas semillas en salmuera durante meses para posteriormente sembrarlas y comprobar su viabilidad. Al demostrar que dichas semillas germinaban, el naturalista británico puede confirmar la posibilidad de que algunas especies vegetales pudieran trasladarse de un lejano continente a otro. Este experimento de Darwin le ayudó a confirmar su teoría de la selección natural, que vio la luz en su libro 'El origen de las especies', que es uno solo de las muchas obras del gran científico británico.

Unos osos que no necesitan agua

Pero existe un ejemplo más curioso aún que el de las semilllas. Algunos animales mantienen en suspensión su metabolismo durante las temporadas secas para activarlo con la humedad. Como, por ejemplo, el tardígrado u oso de agua, que vive en plantas húmedas y que es el rey de la anhidrodiosis. Esta palabra, que deriva del griego clásico (significa 'vida sin agua'), se utiliza en biología para explicar la capacidad de algunos organismos para vivir sin agua.

En el año 2007, un grupo de investigadores daneses realizaron un apasionante experimento espacial. Mandaron al espacio a un numeroso grupo de tardígrados, que demostraron que su capacidad de resistencia no se refiere sólo al elemento líquido. Los osos de agua sobrevivieron a las condiciones extremas espaciales. Los tardígrados soportaron el vacío y las radiación cósmica.

El proyecto con estos animales extremos, llamado TARDIS (Tardigrades in Space) fue uno de los experimentos científicos más famosos del año 2008. De hecho, su imagen se convirtió en una de las cotizadas 'imágenes del día' de la NASA en 2013, puesto que estos organismos, por su resistencia, serían los candidatos ideales para ser 'extreterrestes'.

Ellen Swallow, una gran experta en agua, fue la primera persona en utilizar el término "ecología", en 1892, para definir a una ciencia destinada a estudiar la calidad del agua y del aire, de la nutrición y del transporte. Esta precursora realizó el que posiblemente fue el primer análisis de calidad del agua de la historia, en la ciudad estadounidense de Massachusetts en 1887 y sobre un total de 20.000 muestras. Swallow también fue la primera mujer admitida en una de las instituciones científicas más importantes del mundo, el Instituto Tecnológico de Massachusetts.

 

[Fotografía cortesía de Ian Sane.]

 

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.