1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://experimentos.about.com/od/Experimentos-caseros/a/Experimento-Un-Globo-Que-Se-Hincha-Solo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

Un globo que se hincha solo

Hinchamos un globo gracias al dióxido de carbono que produce la levadura

De

Un globo que se hincha solo

Con este experimento vamos a conseguir que un globo se hinche solo, como por arte de magia, gracias a la acción de la mezcla de levadura y azúcar en un ambiente húmedo y tibio. Esta actividad puede servir de complemento a otro experimento en el que hacemos que un globo se hinche solo en el microondas.

Haremos que nuestra casa sea un laboratorio en el que realizaremos un proceso muy similar al que se lleva a cabo cuando se fabrica pan o bollería.

Grado de dificultad: Muy fácil

Necesidades

  • Un globo grande (para adaptar a la boca de la botella)

  • Una botella vacía de plástico (de una pinta a un litro de capacidad)

  • Levadura seca activa en polvo

  • Azúcar

  • Agua tibia (a unos 110º F / 45º C)

El experimento

  1. Añadimos la levadura al agua tibia. Calculamos que tenemos que añadir aproximadamente una cucharada de las pequeñas por cada 100 centilitros de agua (o sea, 5 para una pinta o 10 para un litro). Removemos suavemente.

  2. Añadimos azúcar a la mezcla en la misma cantidad que la levadura. Volvemos a remover muy despacio. Toda la mezcla puede realizarse en otro envase, para después remover y trasladar a nuestra botella de plástico, o también mezclar directamente sobre la misma botella, que después agitaremos suavemente.

  3. Colocamos la boca del globo alrededor de la botella, donde tiene que quedarse fijado: es importante que el globo sea suficientemente grande como para que rodee la boca de la botella, pero no tanto como para que deje pasar el aire.

  4. Esperamos unos minutos y veremos que el globo se hincha solo como por arte de magia. Hay que tener paciencia, porque acabará hinchándose.

Conclusión

Las levaduras son organismos vivos. Concretamente, microorganismos que se componen de una sola célula. Su comida favorita es el azúcar y su hábitat ideal, una tibia humedad.

En este experimento hemos comprobado cómo, en esas condiciones ideales, las levaduras se activan y empiezan a consumir azúcar. En ese proceso liberan C02, también llamado dióxido de carbono (o anhídrido carbónico o gas carbónico), el gas responsable del efecto invernadero, que sin embargo en cantidades normales es inocuo.

Antes de consumir azúcar, en el proceso llamado fermentación, la levadura ha consumido el poco oxígeno restante en la botella. Y, al consumir azúcar, además de dióxido de carbono, también han liberado pequeñas cantidades de alcohol.

Qué aprendemos

Las levaduras se añaden a la harina para producir la masa de pan o de bollería. El mismo gas carbónico que ha llenado nuestro globo rellena las células de esa masa de panadería, inflándose y quedándose dentro de ella gracias al calor del horno. Ese CO2 es el responsable de que comamos pan y bollos verdaderamente esponjosos.

Consejos especiales

  • Sobre la temperatura

    La temperatura ideal para este experimento con levadura seca activa son los mencionados 110º F / 45º C. Hay que tener mucho cuidado porque esta levadura no soporta bien el calor y deja de tener efecto, básicamente porque se muere, a partir de 130º F / 55º C. Es decir, que es ideal contar con un termómetro.

  • Sobre la levadura

    En el mercado encontramos diferentes tipos de levadura. Aunque casi todas ellas podrían utilizarse en el experimento, recomendamos que se lleve a cabo con la denominada levadura seca activa. Esta se diferencia de la levadura seca instantánea en que, para utilizarse en cocina, tiene que mezclarse previamente con agua tibia. Se llaman 'secas' porque se han deshidratado para una mejor conservación.

    Conviene que la levadura esté siempre en un lugar seco y fresco (no en el refrigerador) e intentar no dejar sus paquetes abiertos. También se venden unos paquetes de levadura fresca prensada, que se utiliza habitualmente para los dulces caseros. Tiene una fecha de caducidad más limitada y debe conservarse en frío. También la podemos encontrar congelada.

[Fotografía cortesía de Hans Braxmeier.]

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.